An Envisage International Website | Contacto

Contáctanos

Gratuito: (877) 758-4391
Directo: +1 (904) 758-4391

5 consejos para vencer la depresión mientras estudias en el extranjero

Cuando llegas por primera vez a un lugar nuevo, eso es exactamente lo que es – nuevo. Es emocionante experimentar cosas por primera vez y es fácil dejarse llevar por el entusiasmo, al menos al principio. Pero para la mayoría de la gente, viene un golpe inevitable porque extrañas a tu familia y amigos o porque te perdiste de algo importante en casa. Cualquier cosa lo puede disparar. Esta sensación es más comúnmente conocida como shock cultural y puede ciertamente parecerse a una depresión temporal. El choque cultural es normal y esperado, y estamos aquí para asegurarte que sabemos exactamente cómo te sientes y para que sepas que esto "ya pasará". Aquí tenemos 5 consejos rápidos para enfrentar la depresión para que puedas sacar lo máximo de tus estudios en el extranjero:

1. No te compadezcas de ti mismo

light bulb remember

Está bien enojarse, pero limita el tiempo que te permitas dejarte llevar por ello.

Si has sido golpeado por el choque cultural o la depresión mientras estudias en el extranjero, lo primero que necesitas hacer es no dejarte caer. Todos tienen el derecho de sentirse molestos, por cualquier razón, pero es importante no dejarse llevar por esos sentimientos escuchando música triste o pasando todo el tiempo encerrado hablando con familia y amigos de casa. Dedica 30 minutos para ceder a lo que sea que te está tirando – llorar, gritar, despotricar; escoge cualquier forma de expresar tus sentimientos – y cuando se haya acabado el tiempo, deja ir lo que sea que te esté molestando.

2. ¡Admite tu depresión y sal de ella!

Hacer frente a tus frustraciones o la angustia y después dejarlo ir, es lo mejor que podrías hacer mientras estudias en el extranjero. Poner tus sentimientos en papel (o en tu computadora) puede ayudarte a liberarlos y sentirte mejor. Escribir un diario en una libreta anticuada o bloguear si no eres anticuado, es una excelente manera de sentir que estás siendo escuchado sin tener que explicar tus emociones. También puede ser un buen ejercicio para reflexionar, porque cuando mires un mes atrás, tendrás más claridad en cuanto al porque te estabas sintiendo de esa manera en ese entonces y cómo prevenir que esos sentimientos regresen otra vez.

3. Inscríbete en actividades que disfrutes

Sin importar si estés en otro país por seis semanas, seis meses o un año, necesitas ajustarte a tu nueva vida que estás creando para ti, aún si sólo es temporal. Inscríbete en un gimnasio o encuentra una liga local de tu deporte favorito para traer tus endorfinas de vuelta. Si los deportes no son para ti, tomar un libro y leer en el parque siempre es bueno.

4. Mantente cerca de rostros amigables

Una de las principales causas de depresión es la soledad. Si estás teniendo problemas explorando la cultura, o si simplemente extrañas a tus amigos y familia en casa – sal y aproveha las nuevas experiencias que tienes frente a ti. Lo más probable es que haya muchas personas en tu programa o en tu escuela, buscando amigos también. Invítalos a cenar, ir a ver una película o vayan a explorar su nueva ciudad juntos. También hay muchas páginas de internet como Meetup.com  y Couchsurfing.org que te permitirán conectarte con personas afines a ti a nivel local. Estar cerca de rostros amigables y amigos potenciales es una manera fácil de animarte a ti mismo.

5. Muestra tu gratitud

Hay muchas cosas para estar agradecido y con el caos del día, tal vez no tengamos tiempo de darnos cuenta de lo que está a nuestro alrededor. Tomate un poco de tiempo en tu día para escoger algo para estar agradecido o muestra que tan agradecido estás al regresar algo a cambio. Puedes comenzar un diario de agradecimiento donde cada día escojas una cosa para estar agradecido. También puedes hacerlo en Facebook, Twitter o tu propio blog para compartir tus sentimientos con el mundo. Si quieres ir un paso más adelante, ve si puedes ser voluntario en un comedor de beneficencia o en alguna otra organización. No solo es una excelente manera de involucrarte, pero formarás parte de un equipo y darás algo a cambio cada vez que lo hagas. ¡Esta es una forma garantizada para sentirse mejor!

Recuerda que estar saludable, feliz y esforzarte para sacar lo mejor de la experiencia. Recuérdate a ti mismo lo que te hacía feliz en casa también. Es muy que probable que existan cosas o actividades similares en tu nuevo hogar temporal que puedan ayudarte a sacudirte la tristeza.

Todos estamos propensos a sentirnos bajoneados de vez en cuando – y especialmente mientras estemos en otro país – pero recuerda que estar en un lugar nuevo puede ser increíble, pero también abrumador y a veces, confuso. Disfrutar de los buenos momentos es fácil, pero hacerlo en tiempos difíciles, cuando es más difícil, es infinitamente más gratificante. Con suerte estos consejos (y saber que no estás 100% solo en estos sentimientos) te ayudará a aclarar esas nubes oscuras y reemplazarlas con los cálidos rayos de sol ¡en poco tiempo!


Regresa a nuestra sección "Seguro explicado" para mayor información y ayuda.