An Envisage International Website | Contacto

Contáctanos

Gratuito: (877) 758-4391
Directo: +1 (904) 758-4391

Concientización sobre la Agresión Sexual para Estudiantes Internacionales

La Agresión Sexual es una creciente preocupación para muchos estudiantes internacionales y con este video puedes aprender todo sobre lo que es la Agresión Sexual y el importante concepto de consentimiento, cómo puedes prevenir una agresión y qué hacer si una agresión ocurre.

Si representas a una escuela u organización de intercambio y les gustaría mostrar este video como parte de su orientación estudiantil para que sus estudiantes creen conciencia sobre la problemática de la Agresión Sexual, por favor contáctenos para más información.

Inserta este video en tu página o blog:

Las Agresiones Sexuales dentro de los campus ha recibido mucha atención mediática, desde que los estudios demuestran que 1 de cada 5 mujeres son agredidas sexualmente en la universidad. La mayoría de las agresiones sexuales son cometidas por alguien que la víctima conocía y la mayoría nunca son denunciados.

En este breve video, te ayudaremos a entender qué es la agresión sexual y a explorar el concepto importante de consentimiento. Después hablaremos sobre cómo ayudar a prevenir una agresión y las obligaciones de tu escuela para ayudarte a continuar tu educación si una agresión ocurre.

¿Qué es la agresión sexual?

La agresión sexual es cualquier tipo de conducta o contacto sexual que ocurre sin el acuerdo de ambas partes. Esto puede incluir besos no deseados o forzados, tocar o violación, así como comentarios sexuales insistentes o no deseados. A pesar de que la mayoría de las víctimas son mujeres, también los hombres son agredidos.

Diferentes países y culturas alrededor del mundo, tienen diferentes estándares para determinar lo que es una conducta sexual inaceptable o criminal, así que es importante conocer las reglas en Estados Unidos y todo comienza con el consentimiento.

Entender el Consentimiento

Consentimiento es cuando ambas personas están de acuerdo en participar en una actividad sexual y requiere que tanto tú como tu pareja digan “sí” de forma voluntaria en cada paso del camino, sin sentirse presionados o intimidados y sin estar bajo la influencia de las drogas o el alcohol.

Aquí tenemos algunos consejos para entender el consentimiento sexual:

  1. No hagas suposiciones – El lenguaje corporal, vestimenta, actividad sexual anterior, el silencio de una persona o incluso el matrimonio, no son un indicador de que tu pareja acceda a tener sexo.
  2. Conoce la edad legal para el sexo – La edad legal para la actividad sexual en EE.UU. varía de los 16 a los 18 (dependiendo del estado). La actividad sexual con cualquier persona menor a estas edades es contra la ley, aun cuando hayan dicho que “sí” en cada paso del proceso.
  3. Entender que No significa NO – Aunque tu pareja haya dicho que sí en el pasado, todavía tiene el derecho de cambiar de opinión en cualquier comento y su elección siempre debe ser respetada.
  4. Estar inconsciente no es consentimiento – Alguien que está ebrio, drogado, desmayado o simplemente dormido, no puede dar su consentimiento para el sexo, aun cuando antes parecía que querían hacerlo.

Sin el consentimiento de ambas partes, cualquier conducta sexual puede ser considerada como agresión sexual bajo las leyes de EE.UU. y puede ser perseguido, con la probabilidad de largas sentencias en prisión.

Prevención

Ahora que entiendes lo que es la agresión sexual y el concepto de consentimiento, aquí tenemos algunos consejos para ayudarte a mantenerte a salvo mientras eres un estudiante internacional en los EE.UU.:

  • Conoce tus límites (no hablado, en pantalla)
    Más de la mitad de las agresiones sexuales denunciadas por estudiantes universitarios involucran alcohol. Beber demasiado puede ponerte en situaciones en las que puedes ser vulnerable.
  • Vigila tus bebidas (no hablado, en pantalla)
    Una cantidad creciente de los incidentes ocurren cuando introducen drogas (conocidas como drogas de violación) en tu bebida sin tu conocimiento, haciéndote sentir con sueño o hasta desmayarte. Asegúrate de mantener tus bebidas contigo todo el tiempo y si las dejas fuera de tu vista, ¡no las bebas!
  • ¡Retírate o di que no! (no hablado, en pantalla)
    Si te sientes incómodo, está bien apartarte de la situación o decir “No”. Sé claro y mantente seguro de tus límites, sin dejar cabida a malos entendidos.
  • No vayas solo (no hablado, en pantalla)
    Mantén tu teléfono celular cargado en todo momento y evita caminar solo a casa de noche. Quédate con un grupo de amigos de confianza que pueda asegurarse de que todos lleguen a casa a salvo.

Es importante recordar que la víctima de una agresión sexual nunca tiene la culpa, aun si podrías haber hecho algo más para mantenerte a salvo. Es responsabilidad de todos hacer lo posible para prevenir una agresión sexual, así que si observas una situación en la que alguien parece estar en riesgo, considera si existe algún tipo ayuda que puedas ofrecer, como levantar la voz, ayudar a alguien a llegar a casa o llamar a la policía.

Buscar Ayuda

La agresión sexual es un crimen, pero la mayoría de las agresiones nunca son denunciadas. Es una decisión personal, pero denunciar una agresión puede ayudarte a recuperar la sensación de poder y control personal y podría evitar que le suceda a alguien más. Profesionales médicos y la policía están capacitados para tratar con víctimas de agresión sexual y tu escuela tiene asesores que pueden ayudar.

A menudo, los estudiantes están preocupados de que si reportan una agresión sexual, esto interferirá de alguna manera con su educación. Esto no es cierto y tu escuela está preparada y quiere ayudarte. Si la agresión ocurrió en el campus o por otro estudiante, tu escuela está obligada por la ley a:

  1. Tener un procedimiento establecido y asignar a una persona para manejar tu situación
  2. Tomar acción para ayudarte a continuar con tu educación
  3. Mantenerte a salvo de la discriminación, el acoso y la violencia

Esto puede incluir asesoramiento, clases particulares, cambiar tu alojamiento en el campus u otros remedios para asegurar que tu educación continúe sin que te sientas amenazado. ¡Recuerda que tu escuela está de tu lado y está ahí para ayudarte!

Conclusión

Estudiar en los EE.UU. en una oportunidad emocionante, así que no permitas que la agresión sexual tenga un impacto en tu experiencia. Recuerda estar alerta de tu entorno y de las drogas o el alcohol, ayuda a tus amigos a mantenerse a salvo y sé muy claro sobre el consentimiento sexual.

Si tú o alguien que conoces es víctima de agresión sexual, personal médico, tu escuela y sus consejeros están ahí para ayudar. También puedes conseguir ayuda y apoyo por parte de estas líneas nacionales de ayuda contra la agresión sexual:

  • RAINN National Sexual Assault Hotline 1-800-656-4673
  • Safe Horizon 1.800.621.HOPE (4673)

Regresa a nuestra sección "Seguro explicado" para mayor información y ayuda.